Remi.
Sitio dedicado a mi familia, vida, amigos, GNU/LinuX, Android, Internet, programación, música y más...

Skype Me™!

martes, 10 de junio de 2014

0

De mariachis

Cuantos de nosotros hemos escuchado una canción interpretada por un mariachi e inmediatamente nos viene a la mente una persona ataviada de un traje vistoso, con sombrero y haciendo mancuerda con otras personas con el mismo vestuario, tipicamente tocando instrumentos tales como guitarra, violín, chelo, entre otros; o el clásico que piensa en una serenata luego de escuchar dicha palabra. Considero que si bien, hablar de mariachi también es remontarse y pensar en México, ya que nos representa de alguna forma, pero más allá de eso, el hecho de tocar un instrumento siempre (al menos para mí) es sinónimo de ser diferente y mucho más, si al conjugar una serie de instrumentos personalizas cualquier tipo de música y como tal, hay muchas muestras de ello, aquí algunas :)






En realidad este post tiene que ver con mi gusto por la música, en esto caso más si le dan un toque diferente y sobre todo con tintes tradicionales :)

Saludos y nos escribimos pronto

lunes, 2 de junio de 2014

0

La pregunta y la respuesta (Cuento universal)




Cierta mañana, un maestro estaba reunido con sus discípulos cuando un hombre se aproximó:
¿Existe Dios? -preguntó.
Existe -respondió el maestro

Después del almuerzo, se acercó otro hombre:
¿Existe Dios? -quiso saber.
No, no existe -dijo el maestro

Al atardecer un tercer hombre hizo la misma pregunta:
¿Existe Dios?
Tendrás que decidirlo tú -respondió el maestro

En cuanto el hombre se fue, un discípulo comentó indignado:
-Maestro, ¡que absurdo! ¿Cómo es que das respuestas diferentes para la misma pregunta? ¿Cuál es la verdadera respuesta? 

Y el maestro respondió:
Son personas diferentes y cada uno encontrara la respuesta sobre Dios por su propio camino. 
La verdad es diferente para cada uno.
Unos tendrán fe en mi palabra.
Otros harán todo lo posible para probar que estoy equivocado.
Y los demás solo creerán en aquello que sean capaces de ver por sí mismos.

La verdad, no reside en la respuesta sino en el interior de quien hace la pregunta.

Fuente: Budismo Zen

miércoles, 7 de mayo de 2014

0

20 Cosas que debes empezar a hacer en tus relaciones

La familia no necesariamente se define por un vínculo sanguíneo, son las personas que te aprecian y te animan a mejorar de manera sana y emocionante. Son quienes no sólo aceptan la persona que eres ahora, sino que aceptan quien quieres ser.

Aquí van 20 tips para ayudarte a fomentar este tipo de relaciones:

1. Libérate de la gente negativa
Pasa tiempo con gente inteligente, entusiasta y con ideas en común contigo. Las relaciones deben ayudarte, no herirte. Rodéate de gente que refleje la persona que quieres llegar a ser. Elige amigos que te enorgullezcan, que admires, que quieras y que te respeten. Personas que hagan tu día más brillante simplemente por formar parte de tu vida. La vida es muy corta para pasar tiempo con personas que absorben tu felicidad. Cuando te liberas de la gente negativa, eres libre para ser tú mismo.

2. Deja ir a aquellos que ya partieron
Es una dura verdad, pero hay algunas personas que sólo tienen tiempo para ti, cuando les das algo que ellos necesitan. Cuando ya no les sirves para ese propósito, se van. La buena noticia es que si eres perseverante, eventualmente descartarás a esas personas de tu vida dejando, en su lugar, a personas con quienes podrás contar. Si alguien se aleja de ti, déjalo ir. Tu destino es, jamás tratar de retener a alguien que te abandona. Eso no quiere decir que sean malas personas, significa que su participación en tu vida concluyó.

3. Darle una oportunidad a la gente que no conoces
Cuando miras a una persona, a cualquiera, recuerda que cada uno tiene una historia. Cada persona ha pasado por experiencias que los han marcado y hecho crecer. Cada cara que ves en la calle, representa una historia que es tan atractiva y complicada como la tuya. Si les das una oportunidad, te darás cuenta que cada uno tiene algo increíble que ofrecer. Así que aprecia la posibilidad de abrirte a nuevas relaciones, así como naturalmente dejas ir las que no resultaron. Confía en tu juicio. Prepárate para aprender, prepárate para el desafío de conocer a alguien que quizás cambie tu vida para siempre.

4. Muestra bondad y respeto a todos
Trata a todos con bondad y respeto, incluso a quienes son groseros contigo, no porque son agradables, sino porque tú lo eres. No hay límites o clases que definan a un grupo de personas que merezcan ser respetadas. Trata a todos con el mismo nivel de respeto que le darías a tu abuelo, y el mismo nivel de paciencia que tendrías con tu hermanito menor. La gente notará tu gentileza.

5. Acepta al resto tal como son
En la mayoría de los casos es imposible hacerlos cambiar, y además es grosero intentarlo. Así que ahórrate ese estrés sin sentido. En lugar de intentar cambiarlos, dales tu apoyo y enséñales con ejemplos.

6. Alienta a los demás y anímalos
Apreciar lo maravillosa que es la gente que te rodea, te lleva a buenos caminos. Así que alégrate por quienes progresan. Celebra sus victorias y agradece abiertamente sus bendiciones. Todo se devuelve, tarde o temprano la gente a quien apoyaste comenzará a apoyarte también.

7. Acepta tu imperfecta manera de ser
Este mundo, a veces, te hace tratar de darles en el gusto a todos. Encuentra el valor para seguir siendo tú mismo. Cuando se burlen de ti por ser diferente, ríete de vuelta porque ellos son iguales al resto. Pasa tiempo con aquellos que te hacen reír y menos tiempo con aquellos que te sientes presionado a impresionar. No somos perfectos para todos, sólo somos perfectos para un grupo de personas que realmente se toman el tiempo de conocernos y amarnos por quienes somos.

8. Perdona y sigue adelante
No vivas la vida con odio en el corazón. Terminarás haciéndote daño a ti mismo, más que a las personas que odias. El perdón no es decir “Lo que hiciste está bien”. Lo que estás diciendo es “No voy a dejar que lo que me hiciste arruine mi felicidad para siempre”. Perdonar es la solución. No quiere decir que estés borrando el pasado u olvidando. Más bien estás dejando el resentimiento y el dolor de lado, estás aprendiendo del incidente.

9. Ten detalles cada día
A veces, esos “pequeños detalles” ocupan la porción más grande del corazón. No puedes ser TODO para todos, pero puedes ser TODO para unas cuantas personas.

10. Presta atención a quienes son tus verdaderos amigos
A medida que crecemos, nos damos cuenta que es preferible tener verdaderos amigos a tener muchos amigos. Recuerda, la vida es parecida a una fiesta. Invitas a mucha gente, algunos se van temprano, algunos se quedan toda la noche, algunos ríen contigo, otros se ríen de ti y algunos llegan realmente tarde. Pero al final, cuando se acaba la diversión, hay un grupo de invitados que se quedan ayudándote a limpiar el desorden. Y muchas veces ni siquiera han sido ellos los responsables del desorden. Estas personas son tus verdaderos amigos en la vida. Son ellos quienes más importan.

11. Sé leal siempre
En el verdadero amor y la verdadera amistad, no se trata de ser inseparables. Estas relaciones se fundamentan en dos personas siendo sinceras la una con la otra, incluso cuando están separadas. En una relación recuerda que la fidelidad no es una opción es una prioridad. La lealtad es todo.

12. Mantén contacto fluido con quienes se preocupan por ti
En las relaciones humanas la distancia no se mide en metros, sino en afecto. Dos personas pueden estar una junto a la otra, pero a metros de distancia. Así que no ignores a alguien que se preocupa por ti, porque la falta de preocupación hiere más que los insultos. Mantén el contacto con quienes se preocupan por ti. No porque sea conveniente, sino porque ellos merecen un esfuerzo extra. Prestar atención a estas personas es prioridad.

13. Cumple tus promesas y sé sincero
Si dices que vas a hacer algo ¡HAZLO! Si dices que vas a estar en algún lugar ¡HAZLO! Si dices que sientes algo ¡SÉ REAL! Si no puedes entonces ¡NO MIENTAS! Siempre es mejor decir la verdad de frente. No juegues con el corazón de las personas. No digas “verdades a medias” esperando que confíen en ti cuando la verdad salga a flote; las verdades a medias no son mejores que las mentiras. Recuerda, el amor y la amistad no hacen daño. Engañar y mentir hace daño. No juegues con los sentimientos de otros, porque no estás seguro de tus propios sentimientos. Sé siempre abierto y honesto.

14. Da lo que quieres recibir
No esperes lo que no estás dispuesto a dar. Comienza a poner en práctica esta regla de oro. Si quieres amor, entrega amor. Si quieres amigos, sé amistoso. Si quieres dinero, aporta un valor. Funciona, es muy simple.

15. Di lo que sientes y siente lo que dices
Dale a las personas en tu vida la información que necesitan, en vez de esperar que sepan lo que no saben. La información es el lubricante que mantiene al motor de la comunicación funcionando. Empieza a comunicarte claramente. No intentes leer la mente de otras personas y no esperes que otros traten de leer la tuya. La mayoría de los problemas empiezan con la mala comunicación.

16. Deja que otros tomen sus propias decisiones
No juzgues a otros por tu propio pasado. Ellos viven una vida diferente a la tuya. Lo que puede ser bueno para una persona, puede no ser bueno para otra. Lo que podría ser malo para una persona podría cambiar la vida de otra persona para mejor. Deja que la genta cometa sus propios errores y tome sus propias decisiones.

17. Habla menos y escucha más
La gente no necesita un montón de consejos, necesitan alguien que los escuche y algo de reforzamiento positivo. Lo que quieren saber, frecuentemente esta dentro de ellos. Sólo necesitan tiempo para pensar y continuar en ese viaje sin rumbo que eventualmente los ayudará a encontrar su camino.

18. Deja los argumentos mezquinos
Los demás no tienen que estar equivocados par que tú estés en lo correcto. Hay muchas maneras de estar en lo correcto.

19. Ignora los comentarios hirientes y poco constructivos

Nadie tiene derecho a juzgarte. No importa lo que hagas, siempre habrá alguien que piense diferente. Así que concéntrate en hacer lo que tu corazón te diga que es correcto. Lo que la mayoría de la gente diga o piense acerca de ti, no es tan importante. Lo que es realmente importante es cómo te sientas contigo mismo.

20. Pon atención a la relación que tienes contigo mismo
Una de las cosas más dolorosas en la vida es perder tu esencia en el proceso de amar a otro demasiado, olvidando que tú también eres especial. ¿Cuándo fue la última vez que “Alguien” te dijo que te ama tal cual eres, y que lo que piensas y sientes es importante? ¿Cuándo fue la última vez que “alguien” te dijo que hiciste un buen trabajo o te llevó a cierto lugar solamente porque sabía que eso te haría feliz? ¿Cuándo fue la última vez que ese “Alguien” fuiste TÚ?.